Una confesión de Thanksgiving (para otros introvertidos de closet).

Hay algo que pocos - una o dos personas- saben sobre mí: me causan ansiedad los eventos sociales (lo he sabido manejar bien, al menos eso creo, no me considero socially awkward...¿o si?..🤓) - .
Dice mi esposo que la pandemia es lo mejor que me ha pasado (lo cual no es cierto; es Whole Foods).
Estos meses para mí se ponen peor - las agendas comienzan a saturarse y honestamente, sí quiero a mucha gente (aunque sea de lejos, jaja), y por eso le echo ganitas… la vida está allá afuera y eso me queda claro. 
Entonces, comenzando por épocas de Acción de Gracias, doy gracias por mi pequeño rincón acogedor en casa, me despido de él, y doy gracias ipso facto por tener las fuerzas de dejar mi zona de confort y salir a ver gente. 
Llevar postres, por si a alguien le sirve el dato, me ayuda a sentirme armada: por un lado, llego con apapachos. Por otro lado, si me siento al lado de la caja de postres, recibo apapachos también, jajaja (para cuando se termina la plática).
En fin… este correo es un shout out a todos los introvertidos de closet que comienzan a sentir ansiedad por las fechas - los veo. Pero de esto estoy segura: convivir es bueno, cuando es con la gente correcta.
Yo doy gracias por coincidir con la gente correcta, y espero que tú también. Mientras tanto...convive con los postres correctos (no pude dejar pasar la oportunidad, jajaja).
Abrazos monchosos siempre. 
-Ana.

Leave a comment

All comments are moderated before being published